Mejor tapiado que habitado


2014. Oier Gil y Urtzi Saez.

“Mejor tapiado que habitado” es un trabajo que parte de la voluntad de crear un proyecto a partir del estado de crisis económica en el que estamos sumergidos. En ésta pésima situación financiera la ciudadanía está siendo sometida a la incapacidad de pagar un hogar en el que vivir. Ante tal penoso panorama, algunas personas optan por ocupar edificios y viviendas abandonadas que en un corto periodo de tiempo son desalojados por los ayuntamientos. Tras los desalojos se tapian todos los accesos posibles con cemento para que no puedan volver a ser ocupados. Ante esto, las calles, portales, bajos de puentes y cajeros automáticos se convierten en dormitorios improvisados de los sin-techo. Así, entendemos que el gobierno y los ayuntamientos prefieren que las casas estén vacías y las personas duerman en la calle a que tengan un techo donde dormir siguiendo la filosofía de “Mejor tapiado que habitado”. Getxoarte, entidad del gobierno municipal de Getxo, nos cede un stand de su propiedad para llevar a cabo una intervención durante el periodo que dura la exposición. Nosotros, decidimos tapiar la entrada de nuestro espacio con bloques de cemento impidiendo la posibilidad de intervenirlo o visitarlo de la misma manera en que el gobierno tapia cualquier acceso a las casas que alojaban a familias antes de ser desalojadas. Paralelamente, un monitor de televisión muestra desde el suelo imágenes de diversos edificios con las puertas y ventanas cementadas a los que la intervención hace referencia.

El proyecto se culminó con la acción del derribo del muro a mazazos coincidiendo con el 25 aniversario de la caída del muro de Berlín el 9 de Noviembre.